Blogger news

  • Tatuaje Grumpy Cat tattoo
  • Los piercings de Max Brand
  • Tatuajes de plumas
  • Tatuajes de golondrinas
  • Tatuajes de anclas

0 Irezumi, la historia de los tatuajes japoneses

Tatuaje al estilo japonés, Irezumi
Suloh One
Estamos acostumbrados a ver peces koi, geishas y flores de loto en miles de tatuajes. Enseguida los identificamos como estilo japonés debido a su inconfundible estética pero pocos saben toda la historia que hay detrás de ellos. Y eso no está bien. Nosotros os contamos su historia (brevemente, que si no, no nos cabe).

La historia del Irezumi (significa, literalmente, tatuaje en japonés) se remonta al año 500 a.C. Muchos expertos no se ponen de acuerdo pero todos suelen estar de acuerdo en que en ese año el tatuaje tenía mucho peso en la cultura japonesa. Sin embargo, los tatuajes estaban muy lejos de ser considerados un arte como lo es en la actualidad. Por aquél entonces se utilizaban para marcar a los delincuentes y a las personas de la casta más baja.

Fue en la época Edo cuando el tatuaje evolucionó hacia sectores de la sociedad que no tenían relación con el crimen, como las cortesanas. La razón de este cambio fue la publicación de unas xilografías de la novela Suikoden, considerada una de las grandes historias clásicas del país. Estos dibujos mostraban escenas de héroes con cuerpos decorados con dragones, flores, tigres e imágenes religiosas. Enseguida la moda del tatuaje inspirado por esta novela se propagó y los artistas de las xilografías comenzaron a tatuar. Para ello, utilizaban las mismas herramientas que tenían para dibujar sobre las planchas. La más característica es la tinta Nara ó Negro Nara que adquiría un tono verde-azulado bajo la piel, algo que ahora se relaciona con los tatuajes de baja calidad.

Así, surge la figura del Hiroshi, maestro tatuador, que pasó a ser un miembro muy importante de la sociedad. La técnica que usaban para hacer los tatuajes (llamada Tebori) era muy lenta y dolorosa. Con una ramita de bambú iban introduciendo la tinta en la piel de forma completamente manual. Las sesiones podían hacerse eternas.

En el período Meiji se prohíben los tatuajes y pasan a ser algo clandestino y oscuro. Todo el prestigio que habían adquirido los Hiroshi y los tatuados desapareció y se les comenzó a perseguir. En la Segunda Guerra Mundial muchos libros de diseños de los maestros se quemaron u ocultaron. Pasada la guerra, volvieron a legalizarse pero el aroma a clandestinidad persistía y la Yakuza se apropió de muchos diseños. En la actualidad, algunos comercios prohíben la entrada a gente tatuada y en ciertas zonas de Japón aún están muy asociados a la Yakuza.

Sin embargo, lo cierto es que el estilo japonés es uno de los más solicitados en los estudios de tatuaje. Aún nos queda mucho que decir sobre la parte artística del Irezumi, el cual considero que es uno de los estilos más bellos para decorar la piel.

Hiroshi, maestro tatuador
Fuente

Fuente









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Distopia Mod Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates